Los taxistas salmantinos también se han unido a las protestas que se están registrando en estos momentos en todo el país contra las nuevas empresas que está irrumpiendo en el servicio como, por ejemplo, Cabify y Uber, así como contra el alquiler de vehículos con conductor (VTC).

La protesta en Salamanca está teniendo como epicentro Gran Vía, frente a la Subdelegación del Gobierno, aunque toda la calle ha sido cortada al tráfico, algo que ha cogido por sorpresa a numerosos conductores y también a usuarios del servicio de autobús.

La Policía Local también se ha visto obligada a cortar otras calles, como Sancti-Spíritus. Además, los agentes han sido movilizados ya que la acción está provocando un importante colapso en el tráfico, especialmente en las arterias principales del centro urbano.

Los taxistas, más de dos centenares de licencias en la ciudad, interpretan que las nuevas empresas que están empezando a operar en el sector, sociedades de ámbito internacional, supone una “competencia desleal” al basar su funcionamiento en un nuevo modelo que se apoya en conductores y vehículos de titularidad privada pero que son conectados mediante ‘apps‘ con los usuarios por las plataformas a través de una contraprestación económica.

Tras sufrir una dura bajada de los ingresos en la crisis económica, el gremio de los taxistas considera la amenaza como la puntilla definitiva.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here