El alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, lleva casi acumuladas, en apenas media legislatura, más reuniones que las que han tenido juntos los regidores que, con más o menos gloria, han ido desfilando por la presidencia del Ayuntamiento vitigudinense.

Los vecinos agradecerán, sin duda, tanto empeño en el cumplimiento del interés general, aunque, de momento, la suma de las acciones concretas que ha logrado materializar a estas alturas el equipo de Gobierno socialista ofrece un resultado bastante mediocre, por lo menos, nada, o muy poco, que ver con el programa electoral que llevaron en las elecciones municipales de 2015 que les dio la mayoría absoluta. Espero que me perdone el regidor la irreverencia de mis palabras, construidas desde el escepticismo de haber sido testigo cercano de los hechos.

Leo en letra mayúscula en la entrevista que acaba de publicar Las Arribes al Día, que si ‘PERI’, ‘ARI’, ‘ARU’. Leo poesía, como que se van a modificar “todos los biodiscos que hay en el biológico”, una frase que me suena haber escuchado en alguna versión de la película ‘La Guerra de las Galaxias’. Y me sorprende, sí, conocer cómo se ha reunido con los responsables de media Administración regional, hasta con, dice, “la jefa del Servicio del Suelo”, la primera vez que ‘escucho’ tal cargo. También es verdad que no soy ingeniero, así que he probado con ‘Google’, con las búsquedas ‘Jefa del Servicio del Suelo’ y ‘Jefa del Suelo’. Ningún resultado, y en todo ‘Google’, que ya es decir.

Total, que se me ocurre que podría ser una buena idea que invitara a Vitigudino a la “Jefa del Servicio del Suelo” o alguna de esas otras personas de la Junta con las que, según viene anunciando con cierta periodicidad, está manteniendo tantas reuniones, para que los vecinos tuvieran la oportunidad también de escucharles. Que vengan a Vitigudino, en lugar de molestarse usted en ir tanto a Valladolid. Así, pueden conocer de primera mano los problemas que hay, y cómo se pueden solucionar, y saber, con conocimiento de causa, de los buenos productos y servicios y atractivos turísticos que ofrece el municipio y toda la comarca.

Soy consciente de que el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) y los programas de Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) y Áreas de Renovación Urbana (ARU) son iniciativas glamurosas que, quizá por este motivo, no están presentes entre las principales preocupaciones que se pueden escuchar un día cualquiera en Vitigudino, hablo, por ejemplo, de la oblea que le han metido a muchos vecinos con la regularización catrastral —otro gasto más, y suma y sigue. Hablan de terminar el polígono industrial, que también dijo usted que era algo facilísimo tras los comicios y ahí está. No hablan de subir los impuestos, ni tampoco, como prometieron en las elecciones, de no aumentarlos, sino de bajarlos, porque el dinero en el bolsillo de los ciudadanos y las empresas es donde mejor está. Eso dicen.

Humo, de momento, sólo humo, o poco más. En el ecuador casi de la legislatura, tienen a su disposición apenas dos años para demostrar su valía. No a mí, sino a los vecinos, y a la Jefa del Servicio del Suelo.

Compartir

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here