Aún en la actualidad gran parte de los ciudadanos se encuentran en condiciones económicas complicadas, circunstancias que la gran mayoría de bancos tradicionales no quieren abordar. Ante esta situación de desamparo económico, y para paliar escenarios puntuales se han creado los nuevos préstamos online o rápidos.

De repente necesitas una pequeña cantidad de dinero para poder arreglar una avería de última hora en el coche, cambiar ese electrodoméstico que se ha estropeado, acudir al dentista o afrontar el inicio escolar de tus hijos. Para estos casos han llegado los créditos online y préstamos rápidos, un tipo de préstamo fácil de conseguir y que además, como afirma WannaCash, se adapta sin problemas a prácticamente cualquier tipo de solicitante, en escaso tiempo y prácticamente sin ningún trámite.

Los préstamos online, la forma rápida de disponer de dinero
Disponer de un crédito a través del banco supone un considerable tiempo y papeleo, ante ello se imponen los préstamos online, adquiriendo interesantes ventajas al reducir el papeleo de forma drástica, disponiendo el dinero incluso en menos de una hora desde que realizamos la solicitud, todo sin movernos de casa y sin necesidad de decir para que queremos el dinero.

¿En el temido ASNEF?, no te preocupes, hay un préstamo para ti
La rapidez con la que vamos a recibir el dinero es sin duda una de las principales características de los préstamos online, pero este tipo de créditos también nos van a ser de mucha utilidad a la hora de figurar en un fichero de morosos, ya que gracias a WannaCash conseguir un minicréditos con ASNEF es posible.  Simplemente a la hora de pedirlo, si estás en una lista de morosos deberás indicarlo y tras un rápido estudio para medir si el usuario es capaz de devolver la cantidad de dinero solicitado te responderán. Ya que estar en una lista de morosos no será un factor excluyente para solicitar el préstamo.

Cabe destacar que en muchas ocasiones, se está en una lista de morosos por pequeñas facturas impagadas que el usuario en muchas ocasiones ni sabe que están pendientes de pago o de forma arbitraria o injusta, por ello esto no es motivo de rechazo en la concesión de un préstamo rápido (aunque para la banca tradicional sí lo sea).

Y por último, antes de lanzarte a pedir un crédito rápido debes considerar que estos se deben emplear para causas puntuales y no como forma de vida, y por supuesto ser muy consciente de que debes tener capacidad para devolverlos, ya que si no lo haces tu situación económica empeorará y generarás un mayor problema en tu economía.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here