Que ya os hemos dicho que no vengáis a Vitigudino con lo de la mina y menos con megáfonosque se los estáis tocando al alcalde y se va a enfadar“. Una de las personas que ayer participaron en la segunda convocatoria antimina celebrada en la cabeza de comarca —para la recogida de firmas e informar a los vecinos sobre las consecuencias que, según los organizadores, provocará la mina de uranio en la zona— desveló haber sufrido un nuevo encontronazo con el equipo de Gobierno del PSOE.

Al igual que la semana pasada, el grupo recibió la visita de los socialistas, en esta ocasión, del concejal de Hacienda, Javier Muñiz. “También se acercó hasta el lugar el alcalde, Germán Vicente, pero no llegó hasta donde nosotros porque prefirió quedarse mirando desde el otro lado de la calle”.

Según explicaron, Muñiz les leyó la ‘cartilla’. “Básicamente vino a reñirnos, que ya estaba bien… que no podemos hacer lo que estamos haciendo”. La reacción ante la nueva reprimenda de los socialistas fue de asombro, porque el concejal en ningún momento les concretó las supuestas ilegalidades que, parecía, estuvieran cometiendo, sin que, por ejemplo, les comunicara formalmente la posible infracción de ordenanzas municipales…

Al igual que el martes pasado, el acto consistió en la instalación de pancartas y una mesa —utilizada para la recogida de firmas, el reparto de escritos sobre el proyecto y la venta de chapas antimina— junto a la pared del extinto bar ‘Junco’, ahora un local cerrado tras jubilarse el mítico ‘Afro’. En la calle, el espacio, porticado, ha perdido la terraza que ocupaba antes la acera en verano pero no la actividad, ya que sigue siendo uno de los puntos neurálgicos de Vitigudino: rodeado de bares y comercios, frente a la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari y junto al concurrido ‘Stop’ de San Roque con Pedro Velasco.

Epicentro de la localidad, el pórtico del ‘Junco’ garantiza la visibilidad de la iniciativa organizada junto a las céntricas columnas, entre las que incluso se ha llegado a exponer un coche que fue sorteado en la Lotería del Niño. También ha sido uno de los lugares preferidos, no hace mucho, para sumar apoyos contra los ataques de lobos a la ganadería. O para la venta de entradas para los toros. Para pinchar música los ‘quintos’… La lista es larga. Sobre todo en verano, especialmente en coincidencia con los animados ‘martes de mercado’. Los vecinos y visitantes no sólo se han terminado acostumbrando, sino que, incluso, aprovechan para enterarse de las iniciativas que se está moviendo por la comarca, tomar el pulso de los problemas que más preocupan a los pueblos…

Impulsado por la plataforma vecinal ‘en defensa del Campo Charro Stop Uranio‘ y Asamblea Salamanca Antinuclear, la convocatoria que ahora está ocupando el estratégico sitio forma parte de las nuevas protestas contra la mina de uranio que, de forma simultánea con otros lugares en la provincia, se está realizando también en Vitigudino, como cabeza de comarca pero especialmente con motivo del convenio impulsado por el alcalde, Germán Vicente, con la empresa minera Berkeley. Los organizadores y participantes en los actos les dan explicaciones a las personas que se interesan por el asunto, como hicieron ayer, en una jornada en la que sobre todo llamó la atención los documentos y la infografía realizada con un mapa sobre las dimensiones del proyecto minero. Además, también se hace alguna perfomance con un disfraz. La organización es desenfadada, con un ambiente festivo en sintonía con la atmósfera estival y que ayer sumó una guitarra. Sin embargo, los megáfonos permanecieron en un plano más discreto.

Muñiz nos dijo también que prohibido tocarles los megáfonos“, señalaron. La valoración respecto a la ‘bronquita’ de los socialistas fue la misma que hicieron la semana pasada, que la convocatoria, tanto por el número de los participantes, como por el desarrollo de la misma, se ajusta, de forma estricta, a la legalidad vigente. Cabe destacar que los organizadores, según manifestaron, cuentan con asesoramiento legal, hasta en el lugar, ‘in voce‘.

El tema de los megáfonos fue precisamente el que originó los momentos más tensos de la jornada, ya que cuando Muñiz se encontraba hablando de ellos hizo irrupción en la escena el portavoz de Ciudadanos, Antolín Alonso, que le recordó al edil socialista “los viejos tiempos en los que era Muñiz el que protestaba, megáfonos en mano“.

El concejal socialista Javier Muñiz hablando con los organizadores de la convocatoria antimina

Por otro lado, Stop Uranio ha informado de nuevos actos contra la mina de uranio:

Miércoles, día 9 (mañana): Charla en Valderrodrigo, en el ‘Posito’, a las 21:00 horas. Con la participación de las organizaciones agrarias.

Viernes, día 11. Proyección de la película ‘El Olivo’. A continuación, debate. Boadilla. 21:30 horas. En el frontón.

Sábado, día 19. La Fuente de San Esteban. 13:00 horas. Concentración. En la carretera del Cruce (Las Cantinas) N-620 – SA-315. “Seguimos la manifestación hasta la Plaza de La Fuente de San Esteban”. “Nunca se ha abierto una mina con la oposición del pueblo”. “¡Ven!”.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here